+34 91 758 76 76 | info@fundacionanadepaz.org

Libro Lycanth-Boy

Durante 2020 hemos terminado de ayudar a Ivan Pastor a terminar de escribir su libro Lycanth-Boy y hemos financiado su edición

Ivan Pastor es un jóven en cuidados paliativos cuya ilusión era escribir un libro, ya que deseaba » dejar su legado» como el decía. Lycanth-Boy es ya una realidad e Ivan nos mandó el siguiente testimonio que queremos compartir con todos vosotros:

TESTIMONIO DE IVAN PASTOR

Todos necesitamos en algún momento evadirnos de lo que nos rodea. Cuando la enfermedad acecha, esa necesidad de evasión se hace más imperiosa. Y aquí es donde la imaginación juega un papel importante.

Me llamo Iván Pastor Villalonga. Soy un chico de 18 años y sufro un cáncer pediátrico que se llama histiocitosis de células de Lagerhans. Hay muchas versiones: la mía es todavía más rara, afecta al Sistema Nervioso Central y tengo afectación neurodegenerativa, que me diagnosticaron cuando apenas tenía cuatro años. Desde entonces, muchas horas de hospital, tratamientos diversos, esperanzas rotas… y una progresiva neurodegeneración que, sin embargo, no me impide imaginar. Y de ese deseo de imaginar mundos fantásticos nació Lycanth-boy: un libro ilustrado de aventuras y fantasía ambientado en un mundo paralelo donde todo es posible.

Comencé a escribir el libro hace casi dos años, en Palma de Mallorca, donde nací. Cuando las necesidades derivadas de mi enfermedad lo hicieron necesario, me trasladé a vivir a Madrid. Aquí tuve la suerte de contactar con la Fundación Ana de Paz, que me ayudó a continuar con mi proyecto. En primer lugar, proporcionándome una persona, Mª Ángeles Suz, para que me ayudase a pasar al ordenador lo que está tan solo en mi imaginación. Más tarde, contactando con varios de los ilustradores que han plasmado con gran creatividad los mundos fantásticos que estaban en mi cabeza. Y, por último, aportando los medios necesarios para que el libro, que ya está en la imprenta, se haga realidad.

Pero más allá de eso, lo que más me ha llamado la atención es el calor humano y la generosidad de los todos los miembros y voluntarios de la Fundación Ana de Paz con los que he tenido oportunidad de charlar y a los que ya considero amigos. Amigos que, incluso… ¡me organizaron una fiesta de cumpleaños el día que cumplí 18 años! (eso sí, una “fiesta on-line”, ya que me pilló en pleno confinamiento).

Ojalá esa reunión pueda repetirse físicamente dentro de muy poco… ¡Y ojalá coincida con la presentación de Lycanth-boy! Se cumplirá así mi mayor deseo y mi proyecto de vida: dejar mi historia fantástica en este mundo que necesita más alegría y fuerza para vivir la vida siempre con una sonrisa y una ilusión.

Ivan Pastor

Ivan Pastor con su libro Lycanth Boy

Tambien Pueden interesarte nuestros libros:

La Fundación Ana de Paz en el Camino

La paz y la Seguridad

Copyright © 2021 Fundación Ana de Paz